Contar valores que suben y que bajan es todo lo que necesitamos para comenzar a manejarnos en un análisis básico de amplitud del mercado.

En mi segundo libro, “Fundamentos de Market Timing para invertir en Bolsa”, (si te interesa el libro, sigue el enlace, que es gratis) subrayé en algunas ocasiones que el análisis de amplitud es probablemente el menos glamouroso que uno pueda imaginar. Y lo mantengo.

Contar valores que suben y bajan es simple y tedioso. Nada que ver con trazar vistosas líneas chartistas sobre un gráfico, buscar elegantes figuras. Y no hablo ya de entrar en el siempre misterioso arte de las Ondas de Elliott, con sus maravillosas relaciones áureas danzando entre bastidores.


La base de la amplitud de mercado

Termina la sesión y te pones a contar valores. Los que suben a un lado y los que bajan al otro. Apuntas el total de los unos y los otros, calculas la resta de los que suben menos los que bajan y también apuntas el resultado. Esta es la base de todo lo que vendrá y tengo dos buenas noticias.

  • En el mercado americano se publican a diario estos datos y nosotros tenemos listados desde tiempos inmemoriales conseguidos de fuentes fiables: Wall Street Journal, Tom McClellan y Unicorn, cuando funcionaba correctamente. Hemos hecho un gran esfuerzo de filtrado y autentificación de los datos y estamos muy felices con el resultado.
  • En el resto de mercados no se publican estos datos o al menos nosotros no los hemos encontrado. Por ello, hemos desarrollado formas de conseguirlos a través de nuestra base de datos. No es un sistema óptimo, pero para un análisis básico de lo que ocurre en el mercado es suficiente.


¿Por qué contar valores en Wall Street?

Nosotros nos basamos para nuestros análisis en lo que ocurre en el mercado americano. ¿Por qué? Por tres razones.

  • Porque al tener datos públicos y fiables nos evita contar valores cada día.
  • Porque Peter Lynch nos inspiró con aquello de que “se puede ganar en Bolsa ignorando a la manada”, aunque es cierto que lo hemos interpretado a nuestra manera.
  • Y porque siempre se cumple la “Ley de Ángel Matute”, que asegura que “si Wall Street es alcista, puede que suban los demás mercados si tienen fuerzas; pero si Wall Street es bajista, no subirá ningún mercado en el que sea razonable el riesgo de jugarme mi dinero”.

Es simple. La experiencia nos dice que contar valores en Wall Street nos permite ganar dinero en el mercado americano y en cualquier otro que esté correlacionado con él. En román paladino, el mercado americano es el faro de todos los demás, que sólo son capaces de subir si sube Wall Street. Una aclaración: el Ibex no está correlacionado con Wall Street como ya sabrán todos los que llevan años invirtiendo en la Bolsa española y perdiendo dinero mientras Wall Street sube y sube. Veamos un ejemplo de correlaciones y descorrelaciones:

DAX Y SPX CONTAR VALORES

Con las excepciones de los periodos contenidos en los cuadros, en los que el Dax (en rojo) se comportó mucho peor que el S&P 500 (en azul), el perfil de los dos índices es muy semejante. El Dax y el mercado que representa son candidatos a que sobre ellos puedan utilizarse las conclusiones del análisis seguido en el mercado americano. Ojo, siempre con la debida prudencia.

sp 500 Ibex correlacion

No parece que si la comparación la hacemos con el Ibex estemos ante el mismo caso en la presente tendencia alcista. Hasta la caída de 2010, mantuvo un perfil mejor incluso que el índice americano, pero desde entonces ha sido una ruina. Sí, lo digo de nuevo: una ruina. Pueden decir lo que digan los charlatanes de las emisoras de radio.

Podemos sacar dos conclusiones. Contar valores en el mercado americano nos puede servir para calcular el “timing” del mercado alemán y, si operamos acciones, buscar joyitas en este mercado en los momentos más oportunos. Pero contar valores en el mercado americano no nos servirá de gran cosa en el mercado español, donde si acertamos será por pura suerte. Bueno, puedo sacar una tercera conclusión: si va a confiar sus inversiones a las opiniones de los charlatanes de la radio, mejor váyase al casino. Al menos estará contribuyendo a pagar algunos sueldos.

Una vez establecido para qué nos va a servir eso de contar valores, vamos con un par de gráficos que nos ilustren de lo que podemos obtener con ellos. Representaremos la resta obtenida al contar valores que suben y bajan pero en ratios sobre el total de valores negociados en ese día:

ontar valores que suben y bajan

Como puede apreciarse a simple vista, sólo con representar la diferencia entre los valores que suben y bajan en Wall Street en un gráfico y estar un poco avispado se pueden obtener pistas importantes. En el caso representado, vemos cómo tras las grandes caídas el porcentaje de valores que suben el día de la “escapada al alza” supera el 70%. Ya les anticipo que no se trata de una regla. A veces ocurre antes de tiempo, otras veces un poco tarde y otras como lo ven ahora, justo cuando toca.

sp 500 y valores que suben y bajan

Y por la parte de abajo podemos obtener también algunas ventajas. Por lo general, los círculos rojos suelen representar lugares en los que el mercado está agotando las caídas, especialmente cuando éstas no son demasiado acusadas. Pero en algunos casos pueden ser tomadas como un aviso serio de que las cosas se pueden poner feas, especialmente cuando el círculo rojo aparece en combinación con otros indicios negativos. Sin ir más lejos, en el primer círculo por la izquierda, además de esta señal negativa, hubo un acusado hueco a la baja. En días sucesivos veremos cómo hubo más síntomas negativos.

Por supuesto, para aquellos que quieran calcular esos datos sobre el mercado español (o cualquier otro del que se tengan datos en nuestra base de datos), se puede hacer. Amibroker nos lo calcula y representa automáticamente. No es la fiabilidad del Wall Street Journal, pero sí sirve para hacernos una idea de cómo están las cosas:

suben y bajan spain

Y antes de concluir quiero hacer especial hincapié en el concepto contar. Tendemos a pensar en amplitud de mercado solo como contar valores que suben y bajan, pero si no nos limitamos a lo más obvio podemos encontrar información interesante contando otras cosas.

¿Qué cosas? Por ejemplo, valores que tienen a la mano fuerte compradora y valores que tienen a la mano fuerte vendedora. O valores que están por encima de una determinada media y valores que están por debajo de ella. Y así hasta que la imaginación se termine. Es algo más complicado de hacer, pero se puede. Al menos, yo puedo. Y si yo puedo, puede cualquiera que se lo proponga.

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 6

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies