Estamos aquí para ganar y tendemos a pensar que las pérdidas en trading son una maldición, pero no es verdad. Son un suceso más en el trading y tenemos que aprender a convivir con ellas. En mi caso, hace tiempo que las pérdidas en trading se convirtieron en un acicate para la mejora, aunque no fue siempre fue así.

Estamos aquí para ganar y tendemos a pensar que las pérdidas en trading son una maldición, pero no es verdad. Son un suceso más en el trading y tenemos que aprender a convivir con ellas. En mi caso, hace tiempo que las pérdidas en trading se convirtieron en un acicate para la mejora, aunque no fue siempre fue así.

Obviamente, escribo estas líneas en un momento en el que he sufrido una racha de pérdidas en mis operaciones. Tras muchos meses de alegrías ha llegado el temido momento de afrontar las pérdidas. Por supuesto, no es agradable. Lo he dicho al principio. Estamos aquí para ganar. En mi caso, para construirme una jubilación y dotar un fondo específico para que no le falte de nada a mi hija Mar cuando yo no esté.

Por cierto, aprovecho para reseñar que lo de las pensiones va exactamente por el camino esperado y el Banco de España ya ha anunciado que el nuevo reajuste hará caer el importe de las pensiones futuras. Cada vez está más claro que o tomamos las riendas de nuestro futuro o estos tipos nos lo van a arruinar. Van a salvar el sistema, tendremos todos jubilación. Otra cosa muy distinta es que lo que nos paguen nos dé para vivir con cierta dignidad.

Vamos al grano, que me voy por las ramas… En las últimas semanas he experimentado la peor racha de perdidas desde que utilizo los distintos sistemas que he desarrollado. Nada grave en términos económicos. En mi caso, he «devuelto» al mercado un 10% de lo ganado. Y de verdad no ha dolido demasiado, por mucho que no sea agradable. Lo pueden ver en el gráfico y luego les cuento dos «trampas» y una actitud que para mí son necesarias para afrontar este momento.

SISTEMA DE TRADING

Mis «trampas» ante las pérdidas del trading

La primera «trampa» es convencer a tu cerebro de que el dinero que has perdido no es tuyo. En mi caso es sencillo porque se trata de dinero ganado efectivamente en operaciones anteriores. Afortunadamente, mi saldo de trading está ya muy lejos del dinero que puse en la cuenta cuando la abrí. Y eso me permite «jugar» a que el dinero ganado en realidad no es mío, sino que se trata de que de cuando en cuando hay que «devolver» al mercado una parte de lo ganado para que no se enfade demasiado.

«No es mi dinero»

Esta primera trampa está ya muy evolucionada, pero en los comienzos la utilicé de otra forma. Lo que hacía era convencer a mi cabeza de que el dinero del trading era dinero perdido de antemano. Me repetía algo así como «pones en la cuenta de trading dinero que no necesitas para que no pase nada si lo pierdes. Por tanto, puedes perderlo sin mayor problema y es razonable que tengas pérdidas puntuales. Eso sí, vigila que no vengan causadas por raptos de enajenación como aquél de tus primeros tiempos como trader intradiario».

Este tipo de mentalización me ha permitido no apartarme de la operación de métodos y sistemas ganadores. Y de esa forma, efectivamente, las pérdidas fueron episodios puntuales, más o menos intensos pero logré remontar ejecutando a pies juntillas el plan de trading preconcebido.

«Cumple con la estadística»

La segunda «trampa» consiste en hacer las cuentas. «Si llevas tantas operaciones ganadoras, por mera estadística tocaba una racha mala», viene a ser el título. Las estadísticas de mi sistema establecen que gana dos de cada tres veces. Por tanto, la racha no es negativa. Simplemente, esta vez la distribución de las operaciones ganadoras y perdedoras ha sido muy radical. La forma de afrontar este fenómeno es sencilla. Ni dejarse llevar por la euforia en la racha positiva, ni por la depresión en la negativa.

Y una actitud que te permita remontar

Pero si es necesario convencer a tu cerebro de cosas que en realidad son absolutamente ciertas, mucho más necesario es analizar lo sucedido con frialdad. Nada de dejarse llevar por el pánico, o por el cabreo, o por la tristeza. La forma más útil que he encontrado de superar este tipo de momentos es el análisis más frío posible.

Se trata de una adaptación del famoso método de las 5W del periodismo, pero adaptado al trading. Todo acontecimiento tiene unas preguntas claves que deben ser respondidas para entender profundamente lo sucedido. En periodismo son qué, quién, como, cuándo y dónde. Con ellas se establece un punto de partida desde el que un reportaje decente debe tratar de responder a la sexta pregunta: ¿Por qué?

Para el trading, para las pérdidas, lo más necesario es responder a tres preguntas de la forma más objetiva posible:

  • ¿Qué ha pasado en tu trading?
  • ¿Por qué ha sucedido?
  • ¿Se puede evitar en el futuro?

Y no valen respuestas simples. No vale responder «He tenido una racha de pérdidas porque al sistema le tocaba ya perder y no hay problema porque las estadísticas reflejan que se remontará con perseverancia». Una cosa es que esto sirva para la «trampa psicológica» que nos permite no perder la calma. Pero una vez que estamos calmados hay que ir mucho más allá y, si me lo permiten, voy a detallar mis respuestas.

¿Qué ha pasado en mi trading?

Que, efectivamente, he atravesado una racha de pérdidas en mi trading que puede ser calificada como normal en cualquier operativa. Pero debo asumir que tengo buena parte de la culpa de haber tenido esta racha. Ahora sé que precipité la adopción de una evolución del código del sistema y les voy a contar las causas que me llevaron a actuar con precipitación.

Mi sistema tiene como base la determinación de la tendencia de largo plazo en cada momento. Si la tendencia es alcista, el sistema abre largos cada dos por tres, prácticamente en cada retroceso del mercado. Pero también, si se dan determinadas circunstancias en el fondo de mercado, es capaz de abrir un tipo de operaciones cortas definidas como «contratendenciales».

En cambio, si califica la tendencia como bajista, solo abrirá operaciones cortas. El problema es que lo hará con la misma intensidad que abre largos en las tendencias alcistas, cada dos por tres. Si la determinación de la tendencia es vital en cualquier supuesto de trading, para un sistema automático es la clave..

¿Por qué ha sucedido?

Tenía entre manos un desarrollo que decía que la tendencia había cambiado a bajista a mediados de mayo y estábamos operando un sistema que seguía alcista. Quede claro que siempre tengo entre manos algún desarrollo para mejorar mi trading. Y que es normal que tenga varios en paralelo. Ahora mismo tengo tres.

El proceso consiste en identificar las mejoras que nos permite tal o cual desarrollo (y no sólo en términos de ganancias) y buscar el momento adecuado para poner en explotación la nueva versión. Siempre antes pasa por un proceso de «verificación» del código por parte de los miembros del Foro de Market Timing, que siempre le sacan algún defecto.

Pero el cambio desde la versión 4.0 fue precipitado. Y esa precipitación fue causada por mi falta de paciencia. Sí, el mercado estaba bajista. El Summation del Nyse nos lo ha definido con claridad meridiana a los seguidores de la amplitud del mercado. Pero el sistema está diseñado de una forma menos determinista y más posibilista. En los dos grandes cambios de tendencia anteriores, ha dado tiempo a que el techo de mercado haga todos los vaivenes que quiera. Y lo hace desde una consideración alcista de la tendencia. De esta forma, dispara largos y cortos cuando le conviene.

El cambio de versión eliminó esta posibilidad y dejó al sistema cojo de la pata larga demasiado pronto. De hecho, antes del primer gran rebote que siempre se produce. Y en el último rebote ha tratado de abrir cortos cada dos por tres. Para colmo, el subidón del Summation ha sido interpretado como una vuelta de la tendencia alcista, y ahora solo quiere abrir largos. Demasiado riesgo, al menos para mí.

¿Se puede evitar en el futuro?

Por mucho que las pérdidas en trading sean algo que debe aceptarse con deportividad, el análisis de lo que ha pasado se debe hacer siempre. Es necesario saber si se podría haber evitado. Mejorar lo sucedido en el pasado con cualquier sistema, y más si lo haces correr desde 1978 como es el caso, es mejorar lo que pueda pasar en el futuro. Aunque ese futuro no esté escrito. Y de ese análisis resulta que MLTZ Total 4.31, que es la versión que explotamos actualmente, está «fuera de timing». Es terrible. No se puede decir nada peor a un tipo que gusta hablar de «market timing», así que me sonrojo y comienzo el proceso de toma de decisiones.

Opción 1: Abandonar el trading

La primera opción que debo analizar en este proceso de toma de decisiones respecto a mi trading es si debo abandonar. Ya abandoné una vez haciendo este ejercicio. Decidí hace muchos años que el trading intradiario no era para mí porque yo no soy capaz de controlar a mi «yo boicoteador» adecuadamente.

Y si se toma la decisión de abandonar, hay que explorar sus dos posibilidades. Abandono momentáneo mientras me recoloco y busco alternativas que vengan mejor a mi trading o dejo el trading definitivamente y me dedico a comprar pisos y alquilarlos. En aquella ocasión opté por una nueva búsqueda que me permitió comenzar un camino que todavía no ha llegado a su final y que me ha permitido explorar los confines del market timing y su uso en el trading de medio y largo plazo.

En esta ocasión, no he tenido que pensar mucho. Mis sistemas son un cañón y lo que hemos tenido es un tropiezo. Nada fundamental, así que la opción es parar momentáneamente, explorar las mejores posibilidades para el presente y seguir adelante.

Opción 2: Resiliencia

Siento de veras utilizar esta palabra. Los políticos están haciendo uso y abuso de la palabreja de marras, pero no tengo más remedio que utilizarla porque es una de las opciones que tenemos delante.

Básicamente, una vez decidido que vamos a seguir en esto del trading y con la misma filosofía que lleva presidiendo nuestra actividad desde hace años (nunca estuvo en duda pero hay que hacerse siempre la pregunta), hay que decidir si optamos por resistir y esperar a que escampe.

Esos seres aborrecibles a los que me referí anteriormente suelen llamarnos a la resiliencia, a que resistamos en las mismas circunstancias esperando salir triunfadores finalmente. Y lo dicen sin que se les caiga la cara de vergüenza (no la tienen), porque eso significa que ellos no van a hacer nada para que mejore la situación (y lo llevan hasta las últimas consecuencias, oiga usted).

Trasladado al trading y con lenguaje más popular: «mantenella y no enmendalla». Sin duda es la opción a seguir si estás absolutamente seguro de que las pérdidas sufridas se deben al azar propio de los mercados y que lo que haces no solo es lo correcto sino que es inmejorable. Vamos que te conviertes en un político de esos que no solo hace lo correcto sino que es inmejorable y se sorprende de que haya quien lo pueda poner en duda…

Opción 3: Antifragilidad

Obviamente, sabiendo que ya he reconocido en la primera parte del análisis de situación que yo he tenido algo que ver con las recientes pérdidas en mi trading, algo habrá que cambiar. Antifragilidad es aprovechar la crisis, el mal momento, el desorden, el caos, las malas rachas, para mejorar y salir de él no como antes, sino mejor.

Es un concepto acuñado por uno de los mayores genios de nuestro tiempo, Nassim Taleb. Lástima que se empeñe en sus libros en mostrar constantemente su gran superioridad intelectual. Con un poquito menos de autobombo y más concisión sus libros, que son muy buenos, serían de enmarcar.

Intento que mis sistemas sean antifrágiles y aprovechen los «cisnes negros» otro concepto de Taleb, para mejorar sus resultados. De hecho, la operativa corta es vital para el mejor aprovechamiento de los recursos de trading y a ella debo atribuir buena parte del éxito de mis sistemas.

Pero yo mismo debo ser antifrágil y salir reforzado del caos. No puedo dejar que la precipitación y la impaciencia vuelvan a adueñarse de mis decisiones. Estoy «jugando» con algoritmos que han demostrado su validez a lo largo de 45 años y cualquier cambio debe dejar muy claro que es una mejora rotunda. Debe estar muy claro que es cierto, que todo mejora y que no añade peligro. Si no, mejor dejar las cosas como se ha demostrado que funcionan y no pasarse de listo.

¿Es posible estar absolutamente seguro de que haces lo correcto? Pues en trading nunca se está seguro de nada. Por tanto hay que valorar si se ha hecho todo el proceso correctamente. Hay que localizar el error, evaluar las posibles mejoras, contrastar sus resultados y, finalmente, compartir los resultados con el Foro de Market Timing para que busquen con el colmillo todo lo afilado que puedan. Seguir correctamente todo el proceso es lo que me puede acercar a la antifragilidad en mis sistemas de trading.

Nada va a cambiar en mi trading

Por tanto, nada va a cambiar en mi trading. Los cambios tienen que venir de mi parte más personal. Una vez analizado lo sucedido, he vuelto a buscar en las raíces de la mala racha y he descubierto algunas debilidades del algoritmo. Ni qué decir tiene que éstas se hacen más visibles cuando el mercado está inmerso en un caos, como es este momento.

La principal debilidad que he descubierto es que no debo dejar al Summation todo el protagonismo en la determinación de la tendencia. Hay entre los indicadores de amplitud algunos que nos pueden servir magníficamente para esta labor y que complementan muy bien los avisos del Summation.

ADN Trend

Una simple Línea ADn de largo plazo puede servirnos y de hecho nos sirve. Se trata de un estocástico de 252 periodos de la Línea AD de Volumen del Nyse y el Nasdaq suavizada por una exponencial de siete periodos. Se adapta como anillo al dedo a nuestros intereses de trading algorítmico al señalar los comienzos de una tendencia bajista. Y, lo mejor, lo hace sin dejar nada a la compleja interpretación del Summation. Si cae y la línea de valores está hundida, bingo. Eso sí, no podemos eliminar el Summation del todo. Antes, tiene que hacer marcado un nivel inferior a -1.500 puntos.

Es una maravilla que los indicadores de amplitud basados en valores siempre vayan por delante. Basta con que sigamos los de volumen hasta que comienzan a flaquear y todo es mucho más sencillo. Dicen los que saben de esto que la sencillez es clave para el éxito en trading y esta solución sencilla siempre estuvo en mi catálogo de opciones. Pero cometí siempre el error de considerarla demasiado sencilla como para ser viable. Y era las dos cosas, sencilla y viable.

Es más, mi trading va a mejorar

Lógicamente, el nuevo algoritmo que va a regir mi trading, el sistema MLTZ Total 5.0, supone una mejora significativa con respecto a todo lo anterior. No sólo mejora la rentabilidad, hasta el 27,94% de media anual, sino que rebaja el drawdown al 10,20%, elevando ligeramente la efectividad con un 66,71% de los trades que resultan ganadores.

sistema de trading mltz 5.0

Y hasta aquí la increíble historia de un trader que se equivoca. Que a veces pierde dinero aunque sus sistemas sean estupendos. Que hasta lo reconoce y lo publica. Pero, sobre todo, que siempre intenta aprender de cada error, de cada circunstancia adversa y de cada momento de crisis.

Sólo me resta dar las gracias a mis compañeros, amigos, hermanos, del Foro de Market Timing que siguen dejándose los ojos en cada locura en forma de código que les presento y, encima, pagando. Y lo que es mejor, que son capaces de mejorar la propuesta. Hemos estado parados una semana, pero ha sido muy provechosa para mí. Espero que estemos mucho tiempo sin necesidad de volver a parar. Será una buena señal.

Ya lo saben quienes siguen mi sistema. En cuanto haya nueva señal, volvemos a la carga. El descanso ha sido breve.

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 6

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies