De nuevo he recibido una propuesta para hacer un curso de Bolsa. O no. Literalmente me pide un “curso de Amibroker desde cero hasta la puesta en marcha de sistemas”.

Por lo general, este tipo de peticiones las despacho en veinte segundos. Ese es el tiempo que tardo en responder al correo con una amable respuesta que contiene un rotundo “no”.

Las peticiones vienen siempre de desconocidos, de gente que entra, lee, siente curiosidad y pregunta si es posible que yo le facilite las cosas. Pero esta vez no es lo mismo.

Esta petición viene de alguien que lleva años leyéndome y con quien he mantenido una intermitente pero intensa relación epistolar vía correo. Y eso me ha hecho darle una oportunidad para que se explique.

“Me intenté pegar con Amibroker y me venció. Y el tema de programar tus sistemas o indicadores y pasar backtest… ¡¡¡imposible!!!”. Son sus propias palabras. No pongo ni punto ni coma.

Mi compromiso con él es escribir un post en el que explicar mi postura y darle la ocasión al él y a los lectores de manifestarse y concretar qué es posible y qué no es posible. Vamos allá. Veremos si estamos hablando de un curso de Bolsa, un curso de Market Timing o un curso de Amibroker, Que de todo me parece que hay.


Vaya por delante mi opinión sobre los cursos de Bolsa

Antes de seguir, creo que lo más honesto que puedo hacer es comenzar declarando mi opinión acerca de los cursos de Bolsa. He hecho algunos y sé más o menos de qué hablo.

En líneas generales, un curso de Bolsa suele ser un auténtico sacacuartos. Casi ninguno vale lo que cuesta. Hay honrosas excepciones, casi siempre siempre en cursos muy especializados para inversores que llevan ya tiempo y son más difíciles de engañar.

Ahí, en esos nichos, hay algunas joyitas porque el promotor del curso no puede bajar la guardia y tiene que tener una base muy sólida para que no se le vea el plumero. Pero son caros. Los buenos son caros. Y muchos de los malos, también.

Pero el curso de Bolsa más peligroso, sin duda, es el que no cuesta nada. Suelen ser ganchos “comecocos” para convencer al personal de que van a ganar un pastón trabajando media hora al día.

O la otra modalidad. Analista supuestamente serio vendido a un broker que quiere que sus clientes operen más. O, simplemente, animar a la concurrencia a apuntarse a alguno de los fondos del broker. Casualmente, alguno estará gestionado por el conferenciante.

Vamos, que no tengo muy buena opinión. He hecho algún curso de Bolsa. Claro que sí. Más de uno y más de dos. He procurado hacerlos con la mente abierta y sin dejar que me embaucaran. He tratado de aprovechar lo poco o mucho positivo que he encontrado en ellos. Y, para mi sorpresa, muchas veces lo más aprovechable de un curso no ha sido aquello en lo que estaba centrado, sino ideas colaterales que me han surgido al escucharlo..


¿Un curso de Bolsa?

Pues con carácter general, un curso de Bolsa está absolutamente descartado. Y lo está por dos motivos que vais a comprender fácilmente.

  • Primero. Porque uno sabe un poco de esto, pero nunca lo suficiente como para poder abordar la Bolsa con una perspectiva general. Ese tipo de cursos hay que hacerlos con gente que tenga experiencias muy superiores a las mías. He tocado muchos palos en la Bolsa pero ninguno con la profundidad necesaria como para impartir un curso genérico sobre mercados.
  • Segundo. Porque creo honestamente que mi visión del mercado debe ser abordada después de que alguien conozca con cierta profundidad lo que es la Bolsa y las posibilidades de operativa que se pueden aplicar. Más que nada porque yo empezaría un curso diciendo algo así como “todo lo que creéis saber sobre Bolsa es mentira; justo la mentira que los que mandan en el negocio quieren que os traguéis”.


¿Un curso sobre Market Timing?

Es posible que mi interlocutor se estuviera refiriendo más a la profundización en conceptos de Market Timing que a un curso de Bolsa de esos que solemos ver anunciados por ahí. No puedo decir que no soy la persona adecuada, así que no lo diré. Pero sí diré que para estos menesteres elegí la vía de los libros.

Sé que posiblemente no es la vía más acertada, pero es la que elegí. Y lo hice porque un libro siempre está ahí para poder ser consultado. Porque además mantengo un blog en el que cualquiera me puede consultar sus dudas. Y, además, existe un Foro en el que es posible profundizar en el mundo del Market Timing y donde comparto mis propias herramientas, desde bases de datos a indicadores.

Sí, ya lo sé. Me van a replicar aquello de que el Foro es de pago. Y lo es, efectivamente. Cuesta 20 euros al mes. ¿Cuántos meses deben pasar para que un miembro del Foro pague lo que cuesta un curso de esos que se venden por ahí? Es más, no es el primero ni será el último que entra un mes en el foro, toma de él todo lo que necesita y se va. Puede hacerlo y está en su derecho. Y más aún. Hay quien vuelve un mes al año a ver las últimas novedades y vuelve a irse. No será por opciones…

¿Para qué se necesita entonces un curso de Market Timing? ¿Para profundizar en cosas que aún no he publicado en un libro? ¿O es para dar un empujón a quienes flipan con lo que leen pero no se atreven a dar el paso solos? Sólo en este caso entiendo lógico lo del curso enfocado desde esta perspectiva, pero se me da mal eso de empujar a nadie a hacer nada.

Sinceramente, creo que si alguien no se mueve por aquello que le puede interesar, es que no le interesa tanto. ¿Y qué pinto yo tratando de convencer a quien no es capaz de dar un paso adelante?


¿O se trata de un curso de Amibroker?

En realidad, eso era literalmente lo que me pedía mi interlocutor, como puse en el primer párrafo del artículo. Y le entiendo. Yo me he pegado con el Amibroker todo lo que hay que pegarse y me sigo pegando con él. Pero no soy un especialista en Amibroker. Ni mucho menos. No creo que yo le saque al Amibroker ni un 10% de su potencial así que ¿cómo voy a dar a nadie un curso sobre Amibroker?

Y ya puestos, ¿de qué Amibroker hablamos? ¿De mi Amibroker oficial y actualizado o de versiones piratas del graficador? Que no se ría nadie, que siguen circulando por ahí versiones que hace años que quedaron obsoletas, a menudo crackeadas, y cuyos propietarios pretenden que tengan las mismas prestaciones que las que han ido apareciendo en los últimos años.

Yo entiendo todo lo que haya que entender. Y lo primero que entiendo es que la versión demo del Amibroker es tan manifiestamente ridícula que hace imposible que nadie sepa si es el graficador que necesita.

Pero por más que he tratado de explicarme miles de veces sobre miles de cosas, por más vídeos que he hecho y colgado en YouTube, la experiencia me dicta que la única forma de que la mayoría de la gente entienda lo que hago es conectarme a su ordenador y hacerlo con ellos.

Obviamente, no me voy a conectar al ordenador de todo el que pasa por la puerta y llama. Es una cosa que hago con los foreros y punto. Y en cierto modo lo hago por mi propia comodidad. Si les cargo mi base de datos, mis indicadores y mis sistemas, podremos hablar de lo mismo. Y aún así, algunos logran rizar el rizo y que todo se vuelva loco.

¿Cuánto tiempo va a pasar hasta que un alumno de un curso destroce todo en una actualización, o al poner un indicador va a borrar otros diez? Desengañémonos. Cada uno tiene unas destrezas determinadas y eso no hay curso que lo arregle. Hay foreros que lo hacen todo solitos y otros que destrozan casi una vez a la semana su base de datos. Y que siguen sin tener una copia de seguridad, por supuesto.

Eso sí, debo manifestar solemnemente que he aprendido mucho más de los que destrozan todo cada semana que de los que no tienen un solo problema. De éstos solo aprendo lo que quieren compartir. De los primeros, aprendo todo lo que puede ir mal, que no es poco. No es la primera vez que comento en el Foro aquello de “lo que vosotros no consigáis con el Amibroker, no lo consigue nadie”.


Resumiendo

Soy poco amigo de los cursos, aunque más de uno me ha dicho que me podría hacer de oro con ellos. Para quien no entiende el Amibroker, hay otras opciones a su alcance. Recientemente hemos estado indagando en las posibilidades de TradingView y son bastante interesantes. Y, además, sin desembolso inicial.

Entiendo que la lógica debería ir en ese sentido. Familiarizarse con la amplitud de mercado en TradingView e incluso en StockCharts a pesar de sus limitaciones. Y si se quiere más, intentar el salto. Primero hay que pegarse con lo barato y luego pasar a pegarse con lo caro. Primero hay que saber cómo se pone un indicador en TradingView y, si prosperas, ya tendrás tiempo de ponerlos en Amibroker.

No soy refractario al asunto de los cursos. He hecho algunos y en todos ellos lo mejor ha sido siempre la gente que he conocido. Por eso, si tengo que hacer alguno, prefiero los presenciales sin lugar a dudas. Con su material de apoyo y con lo que haga falta, pero presencial.

Entre otras cosas, porque preparar un buen curso lleva su tiempo (que ya sabemos que no tengo). Y bajo ningún concepto estoy por la labor de preparar un curso quitando horas a otras cosas si luego no hay gente para hacerlo. Tengo cosas mucho más interesantes que hacer en el poco tiempo del que dispongo.

Y esa es otra, ¿qué precio está dispuesta a pagar la concurrencia? Montar un curso no es barato. Ya me veo montando un estupendo curso online sin que se suscriba nadie. Perdiendo el tiempo y el dinero en crear el curso, alquilar de plataforma y cosas por el estilo. O un curso presencial que finalmente habría que suspender ante la falta de suscripciones.

Pues a juzgar por las preguntas que recibo (prácticamente ninguna), no es una opción descabellada. Nadie tiene dudas o necesita aclaraciones. ¿Para qué entonces un curso?

Confieso que recibo más peticiones de códigos de indicadores que preguntas acerca de cuestiones de Market Timing. Y aclaro que no comparto códigos de indicadores, ninguno, más que en el Foro.

Sinceramente, creo que quien está interesado en todo esto, pasa por el Foro y trata de aprender. Muchos lo consiguen y otros no lo logran, por falta de tiempo, por dejadez mía o por lo que sea. Pero en todo proceso de aprendizaje hay gente que queda en el camino. Es ley de vida y no lo podemos evitar. Lo que sí debemos evitar es sacarle hasta los ojos antes de que sepa si va a ser capaz o no de progresar en el camino.

Recuerdo que cuando comenzamos en esto Ángel Matute y yo ni por casualidad habíamos pensando en montar un foro. Pero fueron muchos los lectores que nos lo pidieron y en una comida en Santa Pola nos pusieron entre la espada y la pared hasta que dijimos que sí.

Igual puede pasar con esto de montar un curso de Bolsa, de trading, de amplitud de mercado, de Market Timing o de lo que sea, pero reconozco que no soy fácil de convencer. Mi precio no sería barato, mis disponibilidades de tiempo son escasas, estoy alejado de la centralidad y dudo que mucha gente esté dispuesta a cruzar España para llegar hasta aquí. Pero incluso así daré a mi interlocutor la oportunidad de convencerme.

Califica este artículo

Calificación media: / 5. Número de votos:

¡Ayúdanos a mejorar!

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies