Es curioso. Jubilarse a los 50 está de moda. O al menos eso es lo que han descubierto ahora los periódicos. Dicen, asombrados, que planificando las cosas, se puede lograr.

Resulta que ahora se han dado cuenta de que ha llegado a España el movimiento Fire (Financial Independence, Retire Early). Existe desde hace muchos años en buena parte del mundo civilizado.

fire

Gente con buena cabeza, decidida a no vivir al dictado y dispuesta a aprovechar que llegamos en buena forma a los cincuenta años para disfrutar de la vida de verdad a partir de ese momento.

Cuentan que el “truco” es sencillo. Ahorrar, no malgastar y tomar decisiones de inversión que garanticen retornos en el futuro. Lo que no cuentan es que más nos vale a todos ponernos las pilas porque lo de las pensiones se encamina hacia el punto de no retorno.


¿Es posible realmente jubilarse a los 50 años?

No sólo es posible jubilarse a los 50, a los 55 o a los 60, cuando uno quiera, sino que es una opción mucho mejor que jubilarse a los 65 con la pensión pública. Eso sí, no es cierto todo lo que nos cuentan. La fórmula está basada a grandes rasgos en:

  • Ahorrar un 50% de tu sueldo desde que comienzas a trabajar.
  • Ser muy moderado en el gasto. Nada de coches, nada de grandes vacaciones…
  • Invertir adecuadamente lo ahorrado para que nos genere rentas a largo plazo.
  • Mantener un nivel de vida frugal también después de la jubilación.

En general, en estos reportajes que tanto proliferan sobre jubilarse a los 50 volvemos a lo de siempre: “ahorra y compra casas para alquilar y que te generen rentas en el futuro”. No es novedad. Para este viaje no se precisaban alforjas. O “pon tu dinero en un fondo de pensiones desde que eres muy joven y ya verás que bien te va a ir”. En realidad, al final todos tratan de arrimar el ascua a su sardina.

Uno de los reportajes más interesantes que he leído sobre el asunto es uno del BBVA titulado ¿es posible jubilarse con 50 años?. El desarrollo es impecable, pero es evidente que se trata de un gancho para captar adeptos a la causa de los fondos de pensiones.

Es tan claro que incentivan el rescate de planes con más de 10 años de antigüedad, ocultando las otras partes del pastel: que Hacienda se va a lanzar como un lobo sobre tus dineros y que los gestores profesionales se han mostrado hasta ahora incapaces de conseguir rendimientos como Dios manda con carácter general.


¿Por qué no cuentan toda la verdad sobre jubilarse a los 50 o a cualquier edad?

Esa es mi eterna pregunta. Supongo que la idea es no alarmar a la población y no desincentivar que la gente siga cotizando a la Seguridad Social.

Si se está convencido de que esa cotización no va a tener el retorno previsto el día de mañana, no hay la misma motivación para contribuir al sistema y tiendes a salirte de él. Es en ese mismo momento cuando piensas en jubilarte por tu cuenta y, ya puestos, jubilarte a los 50.

Pero en el fondo, todo el que pretende labrarse un futuro de cara a jubilarse a los 50 o a la edad que quiera, se sale del raíl y pasa a ser un raro.

Recuerdo cuando me quedé sin trabajo en el periódico en el que trabajaba como consecuencia de un ERE. El 90% de quienes resultamos afectados por los despidos parecían ir a un funeral y muy pocos tuvimos claro que eso representaba una oportunidad única de construir nuestro propio futuro. Ojo, un futuro que no pasaba por jubilarse a los 50, que conste.

He tenido el privilegio de poder vivirlo y de estar en el camino para lograr que mi jubilación no dependa de la miserable cantidad que me dará la Seguridad Social. Eso sí, preferí tener hijos a los 50 en lugar de jubilarme. Rarito que es uno.

Pero eso no evita que pueda hablar con algo de conocimiento de causa de qué es eso de prepararse una jubilación a la carta y, sobre todo, de lo necesario que va a ser que no descuide usted determinadas cosas en el proceso.


Ojo a poner todos los huevos en la cesta inmobiliaria

Todos le contarán que eso de jubilarse a los 50 es muy sencillo. Usted ahorra, se compra unas casas y las alquila. Punto. Cuando lo que reciba por los alquileres le permita vivir, se jubila.

Evidentemente, es una opción, pero le voy a contar una historia que me contó un amigo mío y que seguro que le hace reflexionar e implementar un “Plan B”.

Cuando murió su abuelo, la familia se encontró con una herencia que entonces repartieron por sorteo en varios lotes. Todos los hijos querían un edificio en una céntrica calle madrileña. Y todos despreciaban una inmensa parcela entre Torrelodones y Villalba.

Veinte años después, el edificio de la céntrica calle madrileña era una ruina. El barrio se había deteriorado hasta el punto de que era imposible alquilar las viviendas. Y lo peor. Ser propietario del edificio suponía muchos problemas.

En cambio, la parcela repudiada por todos era una máquina de hacer dinero. Lo era ya desde hacía diez años. Y mientras no produjo dinero tampoco produjo problemas.

En resumen, tampoco lo de las casas y el alquiler es una bicoca. Hay que estar encima del negocio porque es el que te tiene que dar de comer en el futuro. Y hay que saber tomar las decisiones oportunas en cada momento. Seguramente tendrá que vender casas y comprar otras antes de llegar a la jubilación, aunque no sea más que para asegurar ingresos futuros.


¿Tiene usted una formación financiera básica?

Por tanto, nos pongamos como nos pongamos, nos tendremos que formar. Sí o sí. Si su futuro van a ser los alquileres, fórmese en todo lo que rodea a la vivienda, a sus gastos, a su evolución futura…. Si va a ser el oro, exactamente lo mismo. Y si va a ser la inversión en Bolsa, igual. Pero con un añadido que le pongo yo: evite los planes de pensiones.

Pero en cualquier caso, necesita una formación financiera básica. Si usted se la va a jugar a jubilarse a los 50 independientemente del sistema, debe usted ir bien pertrechado.

Debe saber usted qué diferentes tipos de hipotecas existen, qué activos son más convenientes para la inversión a largo plazo, cómo puede aumentar su capital a corto plazo para invertirlo luego a más largo plazo. Hay que moverse, pero no dar tumbos.

El objetivo es sencillo. Me bastaría con que tras leer este artículo sea usted consciente de que su relación con los bancos no es de igual a igual y que se la van a tratar de meter doblada.

Si al final decide que los alquileres son su opción, asegúrese al menos de que va a saber distinguir los peligros de elegir una hipoteca u otra. Si eso va a ser su jubilación, luego no vale lamentarse sobre hipotecas en divisas, con cláusulas suelo o referencias al IRPH.

Ya sé que en eso no va a caer. Claro que no. Eso ya se lo sabe ahora. Pero debe tener formación suficiente como para encarar lo que sin duda volverán a inventar los bancos. Pondrán sobre la mesa nuevos ardides, aprovecharán la Ley hasta el extremo. No lo dude.

Pero si sus futuros ingresos para jubilarse a los 50 dependen de estas cosas, no puede permitirse esperar diez años a una sentencia firme. Usted necesita hacer todo bien. Y digo todo. Cualquier engranaje que se enganche puede dar al traste con sus planes. O retrasarlos. O…


¿Puede usted ahorrar el 50% de su sueldo al mes?

Esa es otra. Todo parte de una capacidad de ahorro realmente estratosférica. Si usted quiere ahorrar el 50% de su sueldo cada mes, o gana un sueldazo, que es posible, o renuncia a tener hijos, familia… Por supuesto, no hablamos de vacaciones, de amigos, de…

En el fondo se trata de una decisión racional. Puede que si renuncia a todo eso a los 25 años, pueda pasarse mucho más tiempo disfrutando de la vida que si no lo hace. Pero no es menos cierto que se habrá dejado cosas en el camino.

Hay que ponerlo todo en una balanza y tomar decisiones. Puede recortar gastos drásticamente e incluso así es complicado ahorrar un 30% con un sueldo de los que ahora se estilan por ahí.

Uno de mis hijos es ingeniero industrial, no le falta trabajo y no puede ahorrar un 50% de su sueldo. Otro es biólogo y tiene trabajos eventuales que apenas si le permiten vivir al día. Lo de ahorrar, ni imagina lo que es.

Esa es la realidad de los chavales que comienzan a aportar ya a la Seguridad Social para pagar nuestras pensiones y les adelanto que los míos parecen estar poco dispuestos a aportar durante mucho tiempo. El mayor ya ha comenzado su camino hacia la jubilación temprana y que nadie dude que el pequeño hará lo mismo en cuento tenga un trabajo digno.


¿Qué les propongo a mis hijos?

Lo digo en las primeras páginas de “Fundamentos de Market Timing para invertir en Bolsa”: “les ofrezco lo que yo hago, ni más ni menos”. Yo me quedé sin trabajo con 44 años, nadie me quiso (bueno, sí me quisieron, pero con otros sueldos que decidí no aceptar) y tengo que buscarme la vida, pero ellos van a tener más tiempo y van a poder aprovechar mi experiencia.


Sistemas de inversión de corto plazo

Son necesarios para generar dinero en poco tiempo y hay que aprovechar los momentos en los que funcionan. De ahí que haya que tener una perspectiva más general, en mi caso el Market Timing, que nos permita definir cuándo es buen momento para aplicar un determinado sistema de corto plazo.

Se trata de mucho más que de invertir en largo (al alza) o en corto (a la baja). Se trata también de definir cuándo es mejor quedarse quieto y poner tu dinero a trabajar en otra cosa.

Tengo varios sistemas de inversión de corto plazo que funcionan muy bien desde hace ya mucho tiempo. Cierto es que los paro cuando el Market Timing me dice que hay que pararlos. Y también es cierto que sigo investigando en nuevos sistemas de corto y medio plazo que me permitan siempre tener al dinero generando dinero.


Sistemas de largo plazo

El dinero generado por los sistemas de corto plazo debe ser utilizado posteriormente en sistemas de más largo plazo en los que no habrá que buscar sólo la revalorización de los activos, sino también los ingresos recurrentes por la vía de los dividendos.

Existen dos corrientes en la Bolsa. Una, la que supone que un inversor de largo plazo no nace, sino que se hace tras empezar a perder dinero y no cerrar sus posiciones. Otra la que considera que solo se puede ganar dinero en Bolsa a largo plazo. Es más, cree que siempre se gana dinero a largo plazo.

No haga caso de ninguna de ellas porque ambas son falsas. La mayoría de los inversores de largo plazo lo son por vocación. Y no siempre se gana dinero a largo plazo. Precisamente por eso se necesita una mínima formación financiera y bursátil.

Que nadie crea que dejando el dinero en barbecho va a llegar dentro de veinte años y se va a retirar del pastón que ha ganado. Eso pasa muy de vez en cuando y dada la baja probabilidad no debemos contar con ello.

En cambio, es más probable que su dinero en barbecho vaya dirigido a una mala inversión y termine perdiendo hasta la camiseta y quejándose por ello. No hay más que ver lo sucedido con el Banco Popular. Era una opción de largo plazo para mucha gente, se lo aseguro. Y no les fue bien. Nada bien.

Si usted quiere jubilarse a los 50 no puede tener este tipo de resbalones, así que mejor se va formando durante el trayecto para evitarlo.

¿He contado alguna vez que esto es un juego de probabilidades? Creo que cientos. Pues eso, no vaya nunca contra las probabilidades de que ocurra algo. Si quiere desahogarse, compre de cuando en cuando un décimo de Lotería.


Inversiones alternativas

De esto hablo poco, pero como me he referido a lo que aplico para mis hijos, debo ponerlo negro sobre blanco. Hace ya más de un año que busco nichos de mercado en los que sea posible vender en internet con riesgo cero.

De momento, comenzaré en breve con la comercialización de mi propia base de datos para Amibroker. No me cuesta nada, es un producto que ya tengo hecho y que con pocas modificaciones puede considerarse “universal” dentro del “mundo Amibroker”.

¿Y si a inversores indios, americanos, australianos o canadienses les interesa? (a los españoles los doy por perdidos, of course). Pues eso, en breve lanzaré una nueva web en inglés en la que me dedicaré en exclusiva a vender la base de datos.

Ganaré poco o mucho, pero no me cuesta nada. Esa es la filosofía. ¿Qué sé hacer bien y puedo vender sin demasiado esfuerzo en internet? Responda a esta pregunta, pero siempre alejándose de productos físicos que requieran logística por su parte. Eso complica mucho las cosas.


Y una última reflexión

Todo lo que haga por labrarse una pensión para el futuro será poco. El sistema de pensiones actual va encaminado directamente a la ruina por su estructura piramidal. Y lo peor es que quienes tienen que arreglar el desaguisado son los políticos…

Por eso, no descarte que llegado el momento de jubilarse deba cambiar de lugar de residencia. ¿Por qué cree que se vienen los extranjeros a vivir a España cuando se jubilan? ¿Porque les parecemos simpáticos? ¿Por el sol y la playa? ¿Por la tortilla española?

No digo yo que esto no influya, pero la realidad es que lo hacen porque con lo que reciben de pensión, en sus países viven al día y aquí viven como marqueses. No descarte usted hacer lo mismo y largarse a vivir a otro lugar más barato. Incluso sin salir de España. Le garantizo que sale a cuenta.

Y otra pequeña aclaración. Jubilarse, en mi concepto, no significa dejar de hacer cosas. Significa dejar de hacer cosas con el objetivo de ganar dinero para mantenerse a flote, sencillamente porque tiene ya sus necesidades cubiertas. Y cuentan que, cuando eso ocurre, es cuando más dinero se gana si se ha labrado lo suficiente y se ha regado adecuadamente.

Que nadie dude que seguiré invirtiendo en Bolsa mientras sea capaz de ponerme delante de un ordenador. Jubilado o sin jubilar. Y si mis sistemas funcionan, seguiré generando dinero. Algunos lo llaman ingresos recurrentes. Yo lo denomino lo que me apetece hacer.

Califica este artículo

Calificación media: / 5. Número de votos:

¡Ayúdanos a mejorar!

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies