Nadie dijo que esto de la Bolsa sea fácil. Es más, quien lo diga, miente. Pero una cosa es eso y otra la ceremonia de la confusión que vivimos.

Analizando este fin de semana los gráficos y tablas de Wall Street me he acordado mucho de mi padre. Solía decir una frase que viene al pelo. “A veces pienso que sí y a veces pienso que no, pero lo más seguro es que quien sabe”. Tratando de entender el mensaje que lanzan ahora mismo los indicadores de amplitud, esa frase me parece perfecta para definir la situación.

En esta ceremonia de la confusión que nos están regalando, hay suficientes indicios para pensar cualquier cosa. Lo de esta semana ha sido un bajonazo en toda regla. Eso está claro. La gracia está en tratar de saber qué anticipa. Y hay indicadores que insisten en que van a seguir tirando hacia arriba. Pero, al mismo tiempo, otros nos alertan del peligro claro de que lo de esta semana pueda ser sólo el comienzo de algo peor.


El misterio del Oscilador McClellan

MLTradingZone - Confusion - Oscilador McClellan

Lo sucedido con el Oscilador McClellan en su versión de volumen no guarda relación con lo que apunta el de valores. Ya hemos establecido que las subidas estaban basadas en pocos valores de gran volumen. Pero lo que parece sugerir este gráfico ahora mismo es que nada ha cambiado a pesar del bajonazo. La ceremonia de la confusión se hace evidente cuando se miran los dos osciladores. Tienen mejores registros tras un par de días de congoja que los que registrados un un parón que aplanó las subidas hace apenas una semana. Vamos, que lo de estos últimos días como si no fuera con ellos.


La evidencia de la manipulación

MLTradingZone - Amagando - Linea ADn

Hace semanas que seguimos este indicador. Se trata de la Línea ADn, una variación de la Línea AD periodificada mediante un estocástico y un suavizado. Quienes me hayan leído antes, sabrán que esta combinación nos habla de manipulación en el mercado. De una situación en la que unos pocos grandes valores con mucho volumen suben y suben llevando en volandas a las índices. Pero, al tiempo, la mayor parte de los valores no pueden seguir la estela.

La clave está en que los valores que suben tanto son los que mandan en los índices, por lo que poco importa lo que ocurre con los demás. En los gráficos de los periódicos, de las páginas de internet y de los telediarios, el gráfico es el del índice. Y si el índice está en máximos históricos…

Situaciones como esta pueden tardar más o menos en resolverse, pero por lo general lo hacen con una buena corrección. La diferencia entre el comportamiento del fondo de mercado medido por los valores y el medido por el volumen es abismal.


Es cuestión de volumen

Verde y con asas. Durante las caídas de este semana la situación no ha cambiado. Han tratado de que la cosas no vayan a peor logrando que los grandes valores no aparezcan en los primeros puestos de las listas de caídas. Microsoft es el primero de esos grandes valores hiperalcistas en aparecer en la lista de pérdidas semanales del S&P 500. En el puesto 23 y un volumen anodino para lo que es este valor. Apple aparece en el 118 y tampoco el volumen parece digno de ser demasiado tenido en cuenta…

A cambio, ya hay contrapeso. Bank of América, Coca Cola, las aerolíneas o las empresas de cruceros han sido ganadoras esta semana y con un volumen más que notable. Las 161 empresas que han terminado la semana en positivo en el S&P 500 han logrado el milagro de que su volumen acumulado sea de prácticamente la mitad del registrado por las empresas que han caído en cómputo semanal. Parecen dispuestos a seguir sujetando el mercado aunque para ello haya que hacer subir a las mismísimas petroleras si hace falta…

Se aprecia bastante bien con los dos indicadores que podemos ver en este gráfico:

MLTradingZone - Confusion - IPI y RatioVol

En la parte superior destaca el hecho de que el Indicador de Peligro Inminente (IPI), incorporado recientemente a mi arsenal, no ha alertado aún de nada. La razón para la aparente contradicción de este indicador con lo sucedido en el precio la encontramos en lo que nos dice el indicador inferior, el Ratio de Volumen al alza y a la baja. Incluso en la jornada de jueves, cuando arreciaron las caídas, el volumen a la baja no fue demasiado signficativo.

Corroboran muy gráficamente ambos indicadores la impresión que venía obteniendo de todo el resto del análisis. Pero el problema persiste. ¿Obtenemos de este análisis alguna pista fiable de por donde pueden ir los tiros la semana que viene? La manipulación a través de los valores que más pesan en los índices campa por sus respetos. Las caídas, algunas realmente notables, no lograron ni siquiera el jueves llevar al mercado a una sensación de pánico.

Lo que parece claro es que en esta ceremonia de la confusión el volumen no está de parte de los bajistas. Pero tampoco está demasiado claro que esa postura se vaya a seguir manteniendo si arrecian los ataques. Y, para colmo, mis sistemas de corto plazo se quedaron en liquidez el viernes, pero uno de ellos ya ha dicho que volverá a la carga el martes. Y no lo hace el lunes porque es fiesta en el contado de Wall Street… O sea, que tampoco mis sistemas me sacan del lío. Uno mira a Cangas y otro a Tineo…

Lo dicho. Nadie dijo que esto de la Bolsa sea fácil. Y si alguien se lo dice, sepa que le está mintiendo.

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 7

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies