Hizo ayer cinco meses que comenzamos a conformar la segunda cartera del Reto 2020. La idea era duplicar el capital en un año, pero hemos tardado sólo cinco meses. Parece que la información de las dark pools es efectiva.

Reto 2020 - Duplicar el capital en un año

Uno nunca deja de aprender. Y quien crea que ya sabe todo lo que hay que saber del mercado, apañado está. Viene todo esto a cuento de la información que obtenemos de las dark pools. Recordemos que estuvimos buena parte del pasado año investigando sobre esa cuestión.


Metiendo las narices en la actividad de los que mandan

La idea de partida es sencilla: donde se juegan los cuartos los poderosos y los que se dedican al trading de alta frecuencia tiene que haber información valiosa. El primer problema es obtenerla y procesarla. El segundo, aprender a utilizarla.

Afortunadamente, existen datos y se pueden consultar. Tanto la Finra como BATS/CBOE publican a diario los datos de volumen total y volumen corto en las dark pools. Con ellos, hemos construido una serie temporal de datos y algunos indicadores. Todo encaminado a aprender a descifrar las claves de los movimientos.

El objetivo era conformar carteras para buscar esos “pelotazos” que siempre parecen destinados a otros. Sabemos que no todos los valores serán un “pelotazo” pero con que un par de ellos se comporten de manera excepcional puede ser suficiente si el resto no son un desastre.


Objetivos ambiciosos para el experimento

Una vez montada la infraestructura necesaria para la actualización diaria de los datos, pasamos a la fase de poner en práctica las ideas que nos surgieron de lo que vimos. Por supuesto, los experimentos se hacen con objetivos ambiciosos, pero con gaseosa. Nos propusimos tratar de duplicar el capital en un año y lo hicimos en paper trading pero en público.

Hicimos una primera cartera llenita de chicharrillos que tenían buena pinta en las dark pools. Pero enseguida vimos que la opción no debían ser los chicharros. Seguramente se puede ganar mucho con ellos, pero también seguramente requieren dos cosas a las que no estoy dispuesto: pasarme todo el día encima de la evolución de la cartera y comenzar a visitar al cardiólogo.


Mejor valores sólidos que chicharrillos

Lo bueno que tienen el paper trading y los experimentos es que siempre puedes añadir o quitar cosas. Yo decidí no quitar nada y añadir una segunda cartera con valores más asentados. Por supuesto, la condición era que tuvieran buen perfil en las dark pools. Siete valores entraron en esta cartera el 21 de febrero y otros tres el 3 de marzo.

Han pasado algunas cositas desde entonces. Mirando hoy los gráficos, parece que no fue el mejor momento para tomar posiciones alcistas… Todavía no ha vuelto el S&P 500 a los niveles del 21 de febrero, pero el objetivo de duplicar el capital en un año se ha conseguido en solo cinco meses. No es magia. Con todo lo que ha caído, esos valores que “pitaban” hace cinco meses “pitaron” en cuanto el mercado volvió al alza.

¿Qué hemos aprendido? Que es posible. Lo ha sido incluso con las peores condiciones de mercado de los últimos 11 años. Como diría el gran Blai5, creemos que especulamos, pero solo procesamos información. Y añado yo que se trata de que esa información sea valiosa y que sepamos procesarla adecuadamente. A la vista están los resultados. Nos propusimos duplicar el capital en un año y lo hemos conseguido a la segunda y en solo cinco meses. Y no descarto que se consiga también en la primera cartera. De hecho sigue ahí y gana dinero a pesar de todos los pesares.

Un vistazo a la cartera

ENPH - Enphase
RNG - Ring Central
GNPX - Genprex
MRNA - Moderna
HL - Hecla Mining
ETSY
NVDA - Nvidia
CODX - CoDiagnostics
TWTR - Twitter
AUY - Yamana Gold

Hay un buen comportamiento general, una excepción con pérdidas bastante cuantiosas (GNPX) y un par de valores que han sido excepcionales. Moderna fue detectada en el radar y casi ha triplicado su valor desde la entrada. Ya cuando la compramos sonaba como bien situada ante la crisis del coronavirus. La sorpresa ha sido CODX, que ha multiplicado por más de siete su valor. Y de esta no hablaba nadie…

Esto es lo que buscamos con los datos de las dark pools. Buscamos los “pelotazos” que siempre vemos tarde. En este primer experimento hemos aprendido que no hay que tentar demasiado a la suerte y que no tenemos estómago para aguantar la apuesta con chicharrillos. En cambio, con valores sólidos parece que las cosas funcionan mejor.

Seguiremos con un nuevo intento en agosto, no vaya a ser que hayamos acertado por casualidad…

NOTA.- La hoja de Excel que controla las dos carteras se puede obtener cliqueando en la imagen de la tabla de resultados.

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 10

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies