Está medio mundo pendiente de si el repunte esconde en realidad una recaída en Wall Street. Hay una herramienta de amplitud, el Summation, ideal para estas situaciones.

Hay dos posturas antagonistas. Los que por miedo a una recaída en Wall Street se han perdido ya de entrada la posibilidad de unas ganancias muy interesantes. Y los que se las han perdido directamente porque su análisis dice que es necesario un nuevo mínimo.


Me da igual si hay recaída en Wall Street; sólo miro el presente

El miedo es libre. He visto esta semana las dos posturas en un debate muy interesante en el Foro, en el que por cierto no he intervenido porque, fiel a mi costumbre, sólo (sí, lo sigo poniendo con tilde a pesar de la RAE) miro en el mercado el presente a la hora de invertir. No tengo una bolita de cristal que me diga por dónde va a ir el futuro. Por eso me dedico a conseguir pistas fiables y con esperanza estadística positiva que me permitan hacer en cada momento lo que hay que hacer.

No ha sido sencillo llegar a esta situación mental. No entré en los mínimos de la caída del verano de 2015 porque mis condiciones psicológicas no eran las mejores y porque, efectivamente, tenía toda la pinta de que le faltaba un mínimo. Pero me pasé dos meses maldiciendo no haber hecho caso de la señal de entrada de un sistema que entonces estaba desarrollando.

Entradas largo plazo

Mi sistema habitual entonces, que requería un conteo completo de una pauta de Elliot para validar una entrada, no me dejaba entrar. Pero lo que tenía entonces entre manos, y que era muy bueno ya, decía que ahí había una entrada. El sistema vio la luz definitivamente con la publicación de “Fundamentos de Market Timing para invertir en Bolsa” y ha eliminado toda referencia a Elliott.


Si tu sistema dice que hay que entrar, entra. Y punto

Esto no quiere decir que no haga mis análisis. Claro que los hago. Y, por supuesto, hay que admitir que el peligro de una recaída en Wall Street está ahí. Yo mismo he escrito que se me hace muy difícil creer ha pasado el peligro y que Wall Street va a permanecer impasible cuando el Coronavirus campe por sus respetos por todo Estados Unidos.

Pero eso no quiere decir que si mi sistema dice que hay que entrar, este servidor se quede mirando porque teme que el mercado se de violentamente la vuelta. Uno de los foreros participantes en el debate reconocía no haber seguido la señal (y aseguraba con humor que eso era una señal alcista de gran importancia).

Ése no es mi camino. Es cierto que el sistema al que se refería no es suyo, sino mío, pero si usas un sistema, hay que seguirlo. Si lo tienes ahí para ver cómo gana dinero sin ti es que eres masoquista. Y si no te fías de él, busca otro. Yo he seguido durante años un sistema y sigo usándolo, pero lo he complementado con otro para mejorar mis posibilidades. Quedarse quieto no es una opción. Modularé la entrada para contener el riesgo (es un factor más bien psicológico ya que no concibo el trading sin dormir a pierna suelta), pero el sistema es el sistema.


El Summation lo pone fácil

Pero a lo que íbamos. Sigo mi sistema a sabiendas de que no tiene puntos de salida claros. Pero debo reconocer que en situaciones como la actual, con un peligro claro de recaída en Wall Street, las cosas son algo más sencillas a la hora de marcar las salidas. Vamos a verlo en unos cuantos gráficos muy sencillos.

La idea que preside ahora mismo mi operativa, larga por supuesto, es mantenerme dentro mientras el Summation del Nyse no baje de la cota marcada por el último mínimo ascendente. En este gráfico he marcado con una línea horizontal roja esa cota. Y mientras no haya otro mínimo ascendente, esa es la referencia. Cuando la haya, se sube la referencia. Y cuando el Summation rompa a la baja esa referencia, fuera,

¿De dónde nace semejante idea? De cosas como estas:

summation 2018-2019

Vemos marcado con un triángulo rojo el momento en el que el Summation marcó con una claridad meridiana que la recaída en Wall Street era un hecho en la gran corrección de 2018. Y con el cuadrado verde se ve lo claro que deja el Summation que va a seguir al alza cuando el mercado no tiene dudas. A ver si esta vez lo deja tan claro y no nos llena el cuerpo de nervios…

Pero que nadie piense que esto ha ocurrido sólo en 2018,

summation 2015-2016

Cuando se ha producido una caída abrupta del mercado, con el Summation por debajo de cero, aunque no haya peligro de cambio de tendencia, hay que mantener la técnica de los mínimos ascendentes del Summation. Sólo quedaremos “liberados” de ello por una clara ruptura del Summation respecto del máximo anterior a la caída o con un nuevo máximo del precio.


El RASI y sus avisos

En la primera caída, la tendencia, en teoría, no estuvo en peligro ya que el Summation no perdió el nivel -1.500. Sin embargo, yo empiezo a no estar demasiado de acuerdo con esa idea. Mi impresión es que sí estuvo en peligro y esa impresión está basada en la famosa pauta terminal del RASI:

RASI 2015-2016

Esos máximos relativos por debajo de cero con el mercado en máximos son el peligro más grande que puede verse en un mercado. Descubrir esa pauta terminal me salvó en 2015 de un gran problema. Ha aparecido en los máximos de todos los cambios de tendencia no provocados por un crack o suceso imprevisto. Y, como vemos, en otros momentos en los que quería dejar claro que las subidas estaban agotadas.


Ojo con el nivel 500 del RASI

Eso sí, ya tenemos el gráfico delante, quiero aprovechar para explicar que cuando la tendencia está en peligro, ya sea por una pauta terminal de este tipo o porque el Summation ha caído por debajo de -1.500, deja de funcionar la referencia del nivel 500 en el RASI para marcar la idea de que las cosas seguirán al alza.

En realidad, se trata de una idea que debe ser leída al revés. Si el RASI no ha llegado a 500, protéjase porque el recorte puede ser grande y de ahí, casi por extensión, se tiene asimilado que si pasa de 500 las cosas se ponen alcistas. Puede no ser así y en este gráfico se ve claramente. Entre las dos caídas el RASI perforó al alza el nivel 500. Y hubo recaída en Wall Street y no precisamente leve. De nuevo la referencia debe ser la superación clara de máximos anteriores en el indicador o en el precio.

Pero lo que queda claro es que con el debido cuidado y sin perder el respecto al mercado, se puede seguir en función del presente. Y el presente dice que largos hasta que el Summation diga lo contrario. Dicho y hecho. Cuando toque cerrar me cerraré. Sin dudarlo. Y si el presente me lo dice en ese momento, valoraré incluso la opción de abrir cortos.

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 8

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies