Los índices de las Bolsas se han terminado por convertir en armas de manipulación masiva. Da igual el que se elija. Igual da el Ibex, el Dax o el Dow Jones. Todos dicen representar al mercado y ninguno lo hace.

Explico en “Fundamentos de Market Timing para invertir en Bolsa” cómo nacieron los índices. Cuento cómo a finales del siglo XIX, Charles Henry Dow y Edward Jones sentaron las bases del análisis técnico. Y cómo crearon dos “medias”, la de valores industriales y la de transportes. Fueron y son aún referencia obligatoria para muchos sistemas de inversión.


Si Dow levantara la cabeza…

Pero, posiblemente, si Dow levantara la cabeza y viera en lo que se ha convertido su creación, volvería a morirse. Quería un instrumento que permitiera claridad. Pero los de siempre han aprovechado la idea. Es más, la han exprimido hasta más no poder. Y han sacado tajado de ello. Como siempre.

Conste que no estoy hablando de oscuros contubernios. No hablo de conspiraciones urdidas a espaldas de todo el mundo. Simplemente, y trataré de explicarlo en este artículo, han aprovechado sus ventajas. Y muy bien, por cierto.


¿Qué es un índice bursátil?

Un índice bursátil es un conjunto de valores que cumplen unas determinadas condiciones y a los que se supone una representatividad de algo.


Atendiendo a su naturaleza

Atendiendo a su naturaleza, un indice puede ser

  • Genérico o supuestamente representativo de un mercado. Es el caso típico de índice general de un mercado. Tenemos el Ibex, el Dax. el Dow Jones, el S&P 500. Se atribuye a un grupo de valores la representatividad de todo un mercado
  • Sectorial o supuestamente representativo de un sector o industria. Hay índice de bancos españoles, de bancos europeos, de bancos mundiales, y así casi con cada sector que se nos ocurra.
  • Grupal o supuestamente representativo de las cualidades de un determinado grupo de valores (start-ups, valores growth…). Están cada vez más de moda por la necesidad de lanzar nuevos ETFs referidos a cosas cada vez más extrañas. Desde indices de valores “sostenibles” hasta de valores islámicos…
  • Composite, cuando incluye a la totalidad de los valores o a la práctica totalidad. Suelen llevar el “apellido” Composite como el Nyse Composite o el Nasdaq Composite. Pero el Tadawul All Share de Arabia Saudí es también un índice de tipo composite.


Por la atribución de peso a sus componentes

Atendiendo a la atribución de peso a sus componentes, puede ser

  • Ponderado por capitalización. El peso asignado a cada valor se calcula en función de su capitalización de mercado y, en todo caso, se pueden aplicar ciertos valores correctores en función de la cantidad real de acciones de ese valor que cotizan. Un ejemplo, Inditex tiene limitada su ponderación en el Ibex al 60% de su capitalización puesto que las acciones de Amancio Ortega y de su hija Sandra no cotizan realmente en el mercado.
  • Ponderado por precio. El caso prototípico es el del índice Dow Jones, en el que cada valor tiene un peso asignado en función de su precio.
  • Igualitario. Todos los valores pesan igual en el índice. Es el caso del S&P 500 Equal Weight, por ejemplo.

Nunca entenderé la necesidad de más de las dos terceras partes de los índices existentes en el mundo. Pero es lo que hay. Supongo que muchos de ellos sólo deben servir para servir de base a determinados ETFs y fondos de inversión especializados.

Hay más de 2.000 ETFs en Estados Unidos. Lógicamente, todas las gestoras tienen los típicos. Pero, increíblemente, parecen competir al mismo tiempo por lanzar el producto más raro.


A qué representa un índice

En fin, vamos a lo que vamos y vamos referirnos a partir de este momento a los índices considerados genéricos. Por tanto, vamos a tratar de desentrañar lo que ocurre dentro de un índice de esos que dice representar a un mercado.

Cité antes mi último libro y debo volver a citarlo. Hablando de índices conté con cierto detalle la historia del Ibex y su proverbial tendencia a que unos pocos valores controlen el resultado final o a que un determinado sector sea decisivo para el índice.


La evolución del Ibex

Pues bien, sólo unos meses de ve la luz el libro hay que hablar de la evolución del Ibex.

En tiempos de la burbuja tecnológica, cuatro empresas del grupo Telefónica estaban entre las que más ponderaban: Telefónica, Terra, Telefónica Móviles y TPI-Páginas Amarillas. El grupo Telefónica era el rey del mambo en el Ibex.

En tiempos de la burbuja del ladrillo, las constructoras e inmobiliarias cortaban el bacalao. Los bancos, favorecidos por el “todo vale” en las hipotecas, no les iban a la zaga.

Tras la crisis subprime, los dos grandes bancos, Santander y BBVA, permanecieron arriba y junto a Inditex, Telefónica e Iberdrola han acaparado la ponderación en el Ibex.


Protagonismo energético en el Ibex

Ahora mismo, el bajonazo de los bancos y la subida de las energéticas hace que sean Iberdrola, Naturgy, Repsol, Enagás, Endesa y Red Eléctrica las que mandan en el cotarro.

No obstante, conviene no perder de vista al quinteto anterior porque difícilmente el Ibex sube sin ellos o baja con ellos al alza.

Vayamos ahora a intentar responder a la pregunta clave. ¿A qué representa un índice? En el caso del Ibex, queda claro que ni siquiera a sí mismo. Cada vez representa a algo distinto. Y descartamos por completo que represente el conjunto del mercado español. Ni de lejos…

No lo dude. Ningún índice representa al mercado al que quieren hacernos creer que representa. Es más, difícilmente se representa a sí mismo. Ni siquiera representa en realidad a todos los valores que lo componen. Ni el Ibex, ni el Dow Jones, ni el S&P 500… Ninguno.


La ponderación por precio en el Dow Jones

De entre los grandes y más conocidos índices, el Dow Jones de Valores Industriales es la excepción a la regla. Por lo general, se impone la asignación de pesos en función de la capitalización. Pero en el Dow Jones el factor que asigna pesos en el índice es el precio.

Resulta que cuando Dow y Jones desarrollaron su teoría, el nominal de las acciones era igual para todas las cotizadas de forma que el precio era una buena unidad de medida. Que nadie se extrañe demasiado. Todas las acciones de mi abuela (que tenía una cartera muy aseada, dicho sea de paso) tenían un nominal de cinco pesetas. Por tanto, era algo que pasaba en todas partes.

En el Dow Jones cotizan Microsoft y Apple. Las dos mayores compañías del mundo. Las dos únicas que al cierre de ayer superaban el billón (español) de dólares de capitalización. Y ninguna de las dos tiene un peso relevante en el Dow Jones. Apple es la cuarta de mayor peso y Microsoft la undécima.

Como curiosidad, el índice Dow Jones es el resultado de sumar todos los precios de cierre de sus acciones y dividir el resultado por 0,1474453. Pero no es eso lo que más nos importa.

Lo que es realmente relevante es que cualquiera puede saber a partir de la composición de un índice y de su naturaleza cómo manipularlo. Otra cosa es que disponga del dinero necesario para poder llegar a hacerlo. Ni usted ni yo podemos, pero hay quien sí puede, ya lo creo que puede.


¿Para qué manipular un índice?

Así, a bote pronto, se me ocurren dos circunstancias que pueden llevarnos a desear manipular un índice. Pongamos por ejemplo que tenemos opciones sobre el Dow Jones. Pongamos además que nos pueden hacer ganar una pasta. Y pongamos que el vencimiento es mañana.

Imaginemos que queremos proteger nuestra ganancia y que tenemos mucho dinero. ¿Qué podemos hacer? Si queremos que suba, comprar a tutiplén acciones de Boeing. Si queremos que baje, vender a mansalva acciones de Boeing.

Ya lo sé, es muy burdo, pero es un supuesto teórico y Boeing es, con diferencia, la acción que más pondera en el Dow Jones. Para afinar más, podríamos añadir a la estrategia a United Health, Home Depot y Apple. Son las tres empresas que siguen a Boeing en peso en el índice.

La segunda circunstancia por la que un grande del mercado puede tener la tentación de manipular un índice es para ganar tiempo. Es especialmente así cuando saben que se va a pegar un batacazo la Bolsa y tienen aún la cartera llena. Necesitan tiempo para colocar la mercancía. Y, por supuesto, tratan de colocarla a los mejores precios.

Imaginemos ahora que no se trata de un actor poderoso del mercado el que tiene esta “necesidad”. Imagine que les ha cogido el asunto con el pie cambiado. Que nadie dude que son capaces, si pueden, de sujetar el índice un mes con tal de colocar lo más posible y luego dejar caer a plomo todo.


¿Pasa con todos los índices?

Con todos. Absolutamente con todos. En teoría es más difícil influir en un índice cuanto mayor sea el número de sus componentes. Pero en la práctica, las diferencias de capitalización son enormes. Y ese es precisamente el flanco por el que atacar.


Maniobrando en el S&P 500

Veamos qué puede pasar en el S&P 500.

Este es el mapa de capitalización del S&P 500 que publica Finviz, una página más que recomendable para muchas cosas. Refleja muy visualmene en qué empresas debemos concentrar nuestro esfuerzo para defender nuestros intereses.

Evidentemente, nosotros no tenemos dinero, pero los que lo tienen se lo saben de memoria. Saben que Apple o Microsoft son el doble de grandes que la sexta mayor empresa, Facebook. O que multiplican por cinco a la número 26, curiosamente Boeing.

Con estos números queda claro que en el S&P 500, nada de controlar las 500 empresas, con esas 25 tenemos de sobra para lo que necesitemos. Y con eso tendremos también a raya al Nasdaq 100.

Sólo tendremos que prestar una atención algo más especial al Dow Jones. Y es así porque Boeing no está entre las 25 más grandes. Ni tampoco McDonalds, quinta en peso en el Dow. Pero que nadie se preocupe, que ellos saben cómo hacerlo.

El caso es que los tres grandes índices de Wall Street sigan al alza para que ellos puedan hacer mangas y capirotes. Es decir, para que puedan endosar la mercancía con prestancia y estilo.


¿Y en el Ibex?

Pues en el Ibex español, exactamente lo mismo. Los mayores cinco componentes del Ibex siguen siendo los mismos: Santander, BBVA, Inditex, Iberdrola y Telefónica.

Su peso en el índice no respeta exactamente ese orden, pero todos saben que operando en esos valores se puede hacer casi cualquier cosa con el Ibex.

Si será de dominio público el asunto que tengo amigos que en lugar de meterse en fondos o ETFs referenciados al Ibex compran esas cinco acciones para mantenerlas a largo plazo cuando creen que el selectivo español va a subir. Lo sorprendente es que cuando aciertan incluso ganan más que el propio Ibex.

Otra alternativa en el caso del Ibex es saber qué sector está más de moda y llevar a cabo la estrategia con esas acciones. Esto es especialmente indicado cuando los bancos y Telefónica andan de capa caída, como ahora.

Pero que nadie se crea que el Ibex es más manipulable que otros. Todo es cuestión de dinero. El Dax es un índice menos sesgado pero suele ser muy sensible al sector de Automóviles y Recambios. Tiene en el índice a BMW, Daimler (Mercedes), Volkswagen y Continental. Químicas y farmacéuticas configuran otro bloque importante, aunque en realidad estén asignadas a dos sectores distintos.

Incluso en los índices composite se puede influir mediante la acción sobre los diez mayores valores del índice. Las diferencias de capitalización y el efecto de arrastre que tienen las grandes empresas sobre sus respectivos sectores hacen el resto.


La amplitud es la solución

Por cuestiones como estas, aunque no solo por esas, adopté la amplitud de mercado como método de trading. Con lo que cuesta ganar un euro al mercado necesito tener la tranquilidad de que algo me va a avisar antes del cataclismo.

MLTradingZone - Metodo de Trading - Linea AD

Para muchos, la Línea AD es la solución ideal. No es mala, desde luego, aunque soy algo más cauto.. Suele avisar de que las cosas se ponen feas. En este gráfico vemos cómo nos avisa de que están manteniendo artificialmente las subidas.

¿Cómo nos lo explica? Porque la Línea AD sube cada día que suben más valores que los que bajan. Y ya se ve que no era el caso. El índice seguía al alza y el mercado, el fondo de mercado, no estaba en sintonía. Antes o después, la situación debe corregirse. O el mercado vuelve a las alzas generales o el índice se cae. Por lo general, suele ocurrir lo segundo.


¿En el Ibex también?

MLTradingZone - Metodo de Trading - Linea AD Ibex

Pues en el Ibex también. Eso sí, hay que hacer una mínima advertencia. Igual que los datos de Wall Street van a misa, los del resto de mercado dependen de la calidad de la base de datos con la que se trabaje. He invertido mucho tiempo y esfuerzo en la mía y confío en ella.

Como se ve en el gráfico. El Ibex se mantuvo al alza más tiempo que el mercado. Es una constante en los prolegómenos de caídas acusadas. Basta con comparar el índice con su mercado. Puede ser el Ibex con el Mercado Continuo o el S&P 500 con la suma del Nyse y el Nasdaq. Funciona casi como un reloj.

MLTradingZone - Metodo de Trading - PQT

Y para cuando no queda muy claro el mensaje con la Línea AD, tenemos otras herramientas de consulta. Esta en concreto se llama PQT, está desarrollada por un servidor y nos ha sacado del mercado ya dos veces. Una, antes de la caída de agosto de 2015. La segunda, antes de la caída de octubre de 2018.

Pues eso, que hay que fiarse lo justo de los índices para el análisis general de la situación. No obstante, yo invierto en índices. Mis sistemas de inversión están operando en el S&P 500. Que los índices no sirven para unas cosas, pero sí son estupendos para otras…

¡¡Buen trading!!

Califica este artículo. Para ello, debes ser usuario registrado en la Zona VIP

Calificación media: 5 / 5. Número de votos: 9

¡Sé el primero en calificar este artículo!

¡Ayúdanos a mejorar!

¿Qué es lo que no te ha gustado?

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies