En líneas generales, la amplitud de un mercado es mejor que la de un índice. Pero hay un matiz. La amplitud de los grandes valores aporta pistas decisivas.

Escribo este artículo a raíz de una conversación que me ha llevado de nuevo a lugares del mercado por los que no transito casi nunca en público.

Mi comunicante me subraya los progresos a los que hemos llegado con los indicadores en TradingView. Hasta ahí todo bien.

Luego, razona que prácticamente ya no es necesario el Amibroker y subraya que “sólo para detalles con la mano fuerte o los valores cerca de máximos aunque incluso para la mano fuerte se puede utilizar TradingView.

Cuando alguien tiene una idea así, la experiencia me indica que no es fácil que la cambie. Por el motivo que sea, se le ha encendido la lucecita de las economías de escala aplicadas al esfuerzo. Y eso no tiene casi nunca camino de regreso.


Amplitud avanzada

Estuve a punto de enzarzarme en una discusión, pero enseguida me dí cuenta de que no era el camino. Mucho mejor tratar de demostrarle por qué siempre merece la pena tener tu propia base de datos. Y, al tiempo, por qué merece la pena invertir en conocimiento.

Comenzaré por presentar a la criatura que me propongo sacar a la luz. Se llama Amplitud de Mercado Avanzada y tengo muchas páginas escritas sobre el asunto para un futuro libro porque quedaron en borrador y excluidas de “Fundamentos de Market Timing para Invertir en Bolsa” . Garantizo que tardará en arrancar un nuevo libro.

Vayamos al gráfico con el que ilustro la cabecera del artículo. Partiremos de él. El indicador superior es el de Nuevos Máximos y Nuevos Mínimos anuales de toda la vida. El de Wall Street con los datos del Wall Street Journal.

El inferior, muy distinto, refleja el número de valores que están en máximos o mínimos anuales en un conjunto muy especial. Porque cuando tienes tu propia base de datos puedes aplicar un indicador de amplitud a cualquier grupo de valores que quieras.

En eso consiste la Amplitud de Mercado Avanzada. En poder construir lo que queramos. Y lo que hemos construido es la amplitud de los grandes valores. Ahí es nada.


Amplitud de los grandes valores

En este caso, la muestra de valores es muy especial. Se trata de los 20 mayores valores cotizados en Wall Street atendiendo a su capitalización bursátil. Un grupo selecto, sin duda, que nos da pie a hablar de la amplitud de los grandes valores. Veamos qué características tiene y que mensajes nos puede enviar.


Los grandes valores no hacen mínimos anuales

Volviendo al gráfico superior, lo primero que vemos es que, a pesar de la que ha caído, no hay nuevos mínimos anuales entre estos valores. Tampoco es que haya ahora mismo muchos nuevos máximos anuales, pero sólo hemos tenido a un valor haciendo nuevos mínimos anuales desde que comenzó el año. Fue un día, el 3 de enero. Y se acabó. Ni uno más.

Contrasta esta situación con la observada en el conjunto del mercado. En muchas fases a lo largo de este año hemos tenido a los nuevos mínimos anuales por encima de los nuevos máximos anuales, como cabe esperar en momentos de recorte en el mercado.

De la comparación de ambos indicadores cabe entresacar algo que no es novedad: los valores más capitalizados de la Bolsa son alcistas. Al punto de que es raro que un retroceso lleve a alguno de ellos a nuevos mínimos anuales.

Obviamente, este cálculo tiene un ligero sesgo alcista añadido. Para conformar el grupo se ha tenido en cuenta la capitalización a día de hoy y lo mismo algún valor ha salido en los últimos tiempos del selecto grupo por efecto de una gran caída y ya no lo tenemos en cuenta.

Es posible que Boeing, Cisco o Wells Fargo pudieran haber estado hace un año en el grupo y ahora no, pero en cada momento se toman las radiografías del mercado tal y como está.

En cualquier caso, les invito a ver los siguientes gráficos para ver si nos queda alguna duda al final del sesgo que tienen los grandes valores. Y, de paso, les animo a adentrarse en los estudios comparativos. Dan unas pistas realmente buenas.


La impecable trayectoria alcista de la Línea AD

Debo decir que la Línea AD fue la primera aproximación que tuve a este tipo de análisis de amplitud. Y me quedé impresionado por lo que salta a simple vista.

MLTradingZone - Método de Trading - Linea AD

He representado los dos indicadores con su media de 150 periodos para que quede más claro o que quiero mostrarles. La línea roja no deja lugar a la duda ni a la especulación. Los 20 mayores valores de Wall Street no es que sean alcistas, es que no se plantean prácticamente otra cosa.

Como factor añadido, vemos que la Línea AD de esta amplitud de los grandes valores sí ha marcado nuevos máximos. En cambio, al menos hasta la fecha de este gráfico, la Línea AD de Wall Street no lo había hecho. Vamos, que vienen telegrafiando el arranque…

Los grandes valores de Wall Street se mueven al alza aunque logran no salir casi nunca en los listados de los que más suben. No lo necesitan. Con el volumen que mueve, un 0,5% de subida en Apple es mucho más decisiva para el S&P 500 que un 10% de subida de Under Armour, ahora mismo el valor de menor capitalización del índice.

Para que luego me nieguen que los índices son armas de manipulación masiva en la Bolsa. En fin, vayamos ahora con gráficos de matices.


El Indicador Direccional: la pista más clara de cómo se las gastan

MLTradingZone - Método de Trading - Indicador Direccional

Esto tiene más gracia aún. Con el Indicador Direccional podemos ver varias cosas de un solo vistazo. Es lo bueno que tiene esto de la amplitud de los grandes valores. Que es muy gráfica por comparación.

Vayamos con los círculos verdes. Asigna cada uno de ellos el protagonismo de las subidas a uno de los actores que tenemos representados. El arranque de esa subida fue cosa del fondo de mercado. La llegada a máximos parece mérito de los grandes valores.

Ahora con los cuadrados. Representan anomalías. Momentos en los que los indicadores se contradicen. Vemos en los rectángulos rojos momentos en los que el fondo de mercado se dejaba ir. En esos mismos momentos, vemos en los rectángulos verdes cómo los grandes valores trataban de sujetar el índice.

No es que en esos momentos vayan a revertir las caídas, que es imposible. Sólo intentan que el mercado no entre en barrena. Cuando lo logran, como a comienzos de 2018, siguen apoyando hasta que se activa el mercado. Cuando pierden el pulso, como a finales de 2018, abandonan el barco cuando se pierde el soporte crucial.


Indicador Direccional en 2015: un máster en dirección de mercados

MLTradingZone - Método de Trading - Indicador Direccional 2015

Comenzando por la izquierda, parece claro que los grandes valores se desentendieron de todo durante el primer semestre de 2015. Y que el fondo de mercado trató de luchar para revertir la situación. Y vemos también como al perder el soporte crucial, el indicador de los “Top 20” estalla de rojo como si se tratara de chicharrillos.

Eso sí, cuando las cosas llegaron al punto de comenzar a pensar en recuperar, los grandes fueron claramente el detonante de la primera recuperación hasta los máximos. De hecho, el fondo de mercado tenía muchas más dudas.

Ocurre al contrario en la salida al alza de 2016, tras marcar esos mínimos que tuvieron en vilo a la mismísima tendencia alcista. Vemos más resolutiva a la línea azul del indicador superior. Pero al menos, la del indicador inferior no resta, como sí hacía antes de las caídas. Esa combinación es ideal para un arranque alcista saneado.


Conclusiones

Hay muchas más alternativas y muchos más indicadores que nos proporcionan información muy útil a la hora de tomar decisiones. La amplitud de los grandes valores es para mí un gran apoyo en momento de duda.

Pero como casi todo lo que es muy valioso, requiere de algunos esfuerzos por mi parte.

  • El primero, el esfuerzo de imaginación. En mi caso, no hay nada de eso. Hay constancia en el esfuerzo, en probar y probar por todos los caminos posibles hasta que alguno da resultado. La amplitud de los grandes valores no se me ocurrió un buen día. Llegué a ella probando cosas. Y me encantó.
  • El segundo, el esfuerzo de salirte del raíl. TradingView es muy cómodo, pero es un intento más de llevarnos por donde ellos quieren. StockCharts no suma mercados, TradingView sí lo hace y por eso es un buen caramelo. Pero no permite cosas como dejar volar la imaginación.
  • Y el tercero, el esfuerzo de ponerte al día medianamente en el apartado tecnológico. Un graficador no es nada del otro mundo una vez lo conoces. La primera vez que lo usé creí que nunca podría controlarlo. Poco a poco vamos mejorando. Y falta mucho por hacer.

Lo mostrado son sólo un par de ejemplos o tres de por dónde va en realidad el mercado. Pero, claro, ellos quieren que miremos el precio, que es como ellos ganan.

Por eso sigo investigando, aunque sea robando tiempo al sueño. Porque hay matices que encontrar si se busca lo suficiente y uno de ellos es que el tamaño sí que importa, al menos en la amplitud del mercado.

Califica este artículo

Calificación media: / 5. Número de votos:

¡Ayúdanos a mejorar!

Si te ha gustado, me haces un gran favor compartiendo este post en tus redes. Muchas gracias

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y no se han comido a nadie. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies